Entrevista a C. Murueta



Entrevistamos a C.Murueta, autora de "Estupro"

Háblanos de Estupro, ¿de qué trata esta novela? 

Abarca fundamentalmente la vida de un hombre entregado al crimen organizado, el proxenetismo. Alexander persigue la mundanidad, mas en el fondo anhela la trascendencia. Su vida es consumida entonces por la presencia de dos mujeres, una que, en una interpretación muy personal, representa a su "ello" freudiano, mientras que la otra funge como su "súper yo

¿Cuál es su esencia? 

En un entorno dominado por la criminalidad, el miedo, la injusticia social y la violencia desaforada, el amor parece imposibilitarse o por lo menos trastocarse, deslindándose de su función elemental, aquella que señalaba Platón: el camino a la virtud. La esencia de la obra radica quizá en la idea de amor platónico, más allá de los perjuicios sociales o las normas jurídicas. 

¿Qué le diferencia de otras novelas del género? 

No estoy muy segura, pero asumo que la particularidad de Estupro consiste en su concomitancia. El erotismo y la denuncia social cohabitan en un contraste de realidades lóbregas y posibilidades fulgentes. Es quizá tal noción, la del delito nocivo, aquél que derruye el cuerpo y la sociedad, contrapuesto al delito amoroso, que puede conducir a la redención.

¿Cómo definirías tu estilo? 

Una prosa fluida, a veces poética, que de momento se rehúsa a ser eufemística. 

¿A qué público va dirigida? 

Probablemente adultos jóvenes, aunque también adolescentes. Escribí la novela cuando tenía diecinueve años, pero mirando siempre en retrospectiva, plasmando lo que todos sentimos y experimentamos después de la pubertad. 

¿Con qué sensación crees que se quedarán los lectores cuando lleguen a la última página?

Supongo que la experiencia resultará muy distinta para cada lector, depende mucho de su respectiva formación, vivencias y sistema de creencias. Si bien no está forzado a modificar su manera de pensar, si valdría la pena cuestionarla. Personalmente, el final me parece esperanzador, aunque es también, de cierto modo, una situación polémica. Un recordatorio de que el amor posee múltiples faces y el tiempo será su principal juez, no la sociedad.


¿Qué opinas, en sí, sobre el estupro como normativa penal?

Cualquier adolescente es capaz de experimentar el enamoramiento y el apetito sexual, no hay nada extraño o vergonzoso en eso. Asimismo, cada uno es responsable de controlar sus pulsiones y elegir a las parejas adecuadas. El Estado debe concentrarse en combatir la pobreza, la explotación, las condiciones de injusticia y a las grandes mafias. Dudo que sea asunto suyo legislar en torno a la vida sexual de sus ciudadanos, siempre que ésta sea consensual. 


¿Te preocupa que la temática genere reacciones negativas por parte de los lectores?

No, me preocupa más bien que se convierta una cuestión de atractivo morboso. Porque el amor no es morboso en absoluto y la obra tampoco lo es. Retrata además algunas realidades muy tristes que merecen abordarse con seriedad. 


¿Tiene la obra alguna función didáctica?

No como tal, pero existen muchos mensajes de los cuáles el receptor puede partir para formar su propio juicio. La hermenéutica es parte indispensable de toda lectura. Una buena interpretación será siempre bienvenida.


¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? 

Usualmente escribo para entretenerme. Tengo varias obras planteadas, aunque todavía necesito trabajar en ellas. Creo que ninguna se parece a Estupro, aunque sí poseen remanentes de ella. En el fondo hay siempre un episodio, una etapa, que nos impide olvidar.

1 comentario:

  1. Hola! Un placer pasear por aquí y descubrir tantas lecturas y entrevistas.
    Ya os seguimos.
    Un abrazo.
    Elena.
    http://vivoentijyp.blogspot.com

    ResponderEliminar